Vanishing Spray, el vaporizador de los árbitros de fútbol


Vanishing Spray, el vaporizador de los árbitros de fútbol

¿Es espuma de afeitar o nata montada? Qué demonios, es ese spray recién llegado al fútbol que imposibilita que la barrera se mueva de donde ha indicado el árbitro, para el lanzamiento de una falta. El invento se lo atribuyen tres diferentes personas. Un periodista argentino, Pablo Silva, que tenía un amigo químico, cosas que pasan. Un brasileño, Heinae Allemagne, que sepamos al menos y el español Francisco Ortiz, que afirma haberlo patentado en el 2000. El spray argentino se llama 9,15 Fair Play (por la distancia reglamentaria de la barrera), y el brasileño Magic Spray, aunque en la actualidad ya son muchas las marcas que existen en el mercado.

Con el tiempo se ha logrado un producto que cumple su función.  No daña el césped, ya sea natural o artificial, las botas de fútbol, a los futbolistas o el medio ambiente. Lo que sí sabemos con certeza es cuándo se utilizó por primera vez en un partido oficial. Fue en la inauguración del Mundial de Brasil 2014, entre Brasil y Croacia. Se desconoce exactamente la composición del producto, pero se trata de una solución con base acuosa y textura de espuma. Un material que una vez aplicado sobre el césped, desaparece en un minuto tras el contacto con el aire.

>

Al aplicarlo en campos de tierra, la espuma se convierte en una especia de línea de agua húmeda para marcar las distancias. Un buen invento que ha logrado meterse en el monolítico mundo de las reglas del fútbol. Para los futbolistas es una referencia visual que no pueden rebasar y una forma de saber dónde está el límite del engaño. Para el árbitro, una sencilla manera de sacar amarilla a quien ponga un pie más allá de la línea. Ya sabes, si has de marcar las distancias, este es tu mejor spray de espuma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *