Freemasons Tavern, la taberna que parió el fútbol


Freemasons Tavern, la taberna que parió el fútbol

Todo buen futbolero debería tomar, al menos una vez en la vida, una pinta de cerveza en la taberna Freemasons. Evocando, en este mítico lugar, cómo debió ser el nacimiento del fútbol moderno. En este pub, se llevaron a cabo las primeras reuniones que sentaron las reglas que rigen el deporte rey. Los más estudiosos afirman que fue en una tarde lluviosa del 26 de octubre de 1863. Un día feliz que puso de acuerdo a once representantes de las universidades y sociedades pioneras en el balompié: Kilburn, Barnes, War Office, Forest, Crusaders, Perceval House, Blackheath, Kensington School, Crystal Palace, Blackheath School y Surbiton.

Hasta ese momento se practicaba aquel fútbol primitivo en dos variantes. Por un lado estaban los seguidores del código Rugby que defendían la legalidad de dar patadas, golpear al adversario y poder jugar el balón con las manos. Por el otro, los del código Cambridge, que abogaban por suprimir la rudeza y prohibir el uso de las manos (incluso para los defensas, pues todavía no existía la figura del portero). Entre risas y cervezas se impuso el segundo criterio, además de fundarse la Football Association y fijarse las primeras 14 reglas del fútbol, tomando como modelo, el código de Cambridge de 1848.

>

Con el paso de los años y tras pasar por sus pubs correspondientes, las reglas del fútbol evolucionaron hasta hoy. La figura del portero surgió en el año 1871. La del árbitro en 1872, aunque hasta 1881 éste no podía situarse dentro del campo. El córner lo hizo en 1873. Las medidas de la portería actual en 1875 y el penalti en 1881… Y así hasta el final. En Freemason’s Tavern nació todo. Nació un deporte que hoy en día mueve a miles de millones de personas por todo el mundo. Si vas a Londres y eres un auténtico forofo, no dejes de visitarlo. Brindarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *