Los bad boys del fútbol

El periodista de France Football, Jean-Philippe Bouchard, publicó en el 2008 un libro dedicado a los chicos malos del fútbol. En él se recogen, en capítulos de dos-tres páginas por personaje, a 34 futbolistas que destacaron en la historia del fútbol por sus genialidades y su peculiar temperamento. Ilustrado con un montón de buenas fotografías y destacando las mejores frases de estos «angelitos» del balompié, Los bad boys del fútbol vienen retratados de manera muy concisa y visual además de estar acompañados de un prólogo escrito por el mismísimo ex seleccionador y jugador francés Luis Fernandez, quien los define (él también se incluye) como personajes especiales, únicos e inimitables.

bad-boys

Divididos en tres tipos de categorías, Los genios incontrolables, Los reyes de la provocación y Los malos malísimos, el libro recoge nombres tan destacados como: George Best, Éric Cantona, Diego Armando Maradona, Hristo Stoichkov, Zinédine Zidane, Oliver Kahn, Wayne Rooney, Paul Gascoigne o Diego Pablo Simeone, entre otros. Mitos, todos ellos, que nos regalan frases como: » Todavía no ha nacido el hombre que me asuste en un terreno de juego», «Me he peleado con tanta gente que ya no sé a quien dar la mano antes de cada partido», «Nunca me han expulsado después de haber querido lesionar a un rival» o «¡Se puede dejar pasar al hombre o al balón, pero no a los dos!».

Un libro que nos muestra el lado más canalla de este deporte y donde el «malo» de la película es el protagonista máximo de ella. No existe buena historia sino hay un gran villano, y aquí hay unos cuantos. ¿Que sería de la salsa del fútbol sin este tipo de jugadores? ¿Podríamos entender este deporte si todos ellos se comportasen como perfectos caballeros? Creo que no. El fútbol tiene y tendrá siempre, sus imprescindibles «bad boys».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *