El arbitro más famoso del mundo: Pierluigi Collina


El arbitro más famoso del mundo: Pierluigi Collina

El arbitro, ese señor de negro, ese personaje que aplica el reglamento muchas veces a disgusto de todos, puede ser incluso una leyenda. Pierluigi Collina debutó en la categoría profesional italiana en 1991. En 1995 se hizo internacional tras pitar sólo 45 partidos. Fue elegido seis veces seguidas mejor árbitro del año y está considerado el mejor del mundo. En su mayor momento de fama pitó la final de la Liga de Campeones de 1999 entre el Bayern de Múnich y el Manchester United. Una de las finales más emocionantes de la historia, porque en el minuto 90 ganaban los alemanes 1-0 y en el 91 y en el 93, los ingleses le dieron la vuelta al marcador. La imagen de Collina intentando consolar los jugadores del Bayern, dio la vuelta al mundo.

Sus condiciones físicas, su talante dialogante (habla cuatro idiomas) y su firmeza le abrieron pronto las puertas de la internacionalidad. En Corea y Japón se consagró definitivamente en el partido entre Brasil-Alemania (2-0). Una final en la que sólo mostró dos tarjetas amarillas, en el minuto 6 y en el 9. Después pidió a los equipos que se pusiesen a jugar y los futbolistas lo entendieron. No hubo más amonestaciones, no tuvo que cortarse el partido por faltas y no hubo una sola reclamación de un jugador. Al final del partido los propios futbolistas le felicitaron. Después le invitaron a subir a la ceremonia de las medallas y le colocaron una. Cuando las pantallas del estadio mostraron su famosa cabeza y su medalla al cuello, el público le ovacionó.

>

Pero su fama ha trascendido de los terrenos de juego y su apariencia física seguro ha tenido mucho que ver. Su calvicie (tuvo una enfermedad hormonal de joven) y su penetrante mirada le han convertido en un filón publicitario. Ha sido imagen de una bebida deportiva, un coche, un reloj, unas albóndigas japonesas y de un videojuego. Se retiró oficialmente en 2005 y siguió con su profesión, asesor financiero, en su Bolonia natal. Pero además de ello, es consejero del Comité Italiano de Árbitros, de la UEFA y la FIFA. Además de impartir cursos de arbitraje y participar en conferencias y actos promocionales. Todo un personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *