El cielo no pudo esperar

El 24 de marzo de 2016, muere en Barcelona el gran Johan Cruyff. Una larga lucha contra un cancer de pulmón se lo lleva sin compasión y nos deja a todos los mortales sin su carisma e inestimable presencia. Allí dónde esté, seguro que seguirá disfrutando del fútbol y defendiendo a su Barcelona del alma frente a los regates y “ataques” del otro gran genio del esférico,  Don Afredo Di Stéfano.