El bocado blaugrana

El final de La Liga 2015-2016, tuvo al Barcelona preocupado por ganar todos sus encuentros a falta de cinco jornadas. Solo le sacaban un punto al Real Madrid que no fallaba ninguno de sus encuentros. Fue, Luis Suarez, en un final increíble de temporada, quien se hartó de meter goles y quedar en solitario como pichichi de La Liga y convertirse, a la postre, en el futuro Bota de Oro del año.