Franco Gemma, el niño que eliminó a la Selección Española


Franco Gemma, el niño que eliminó a la Selección Española

La Selección Española de Fútbol no jugó el Mundial de 1954 por la intervención de un niño. Sí, una “mano inocente”, la de un pequeño italiano llamado Franco Gemma. En la fase de clasificación de ese mundial, la Roja cumplía sus objetivos hasta que en uno de ellos, empató. En aquella época el goal average aún no se empleaba. De ser así, los nuestros habrían pasado aquella eliminatoria con facilidad. En el partido de ida, que se disputó en el Nuevo Estadio Chamartín, la selección española ganó por un 4-1. El 14 de marzo de 1954 se jugó la vuelta en Estambul, ganando los turcos por un solitario 1-0.

Ante tal situación la FIFA dictaminaba que se debía jugar un tercer partido de desempate en un estadio neutral. El tercer partido se jugó en Roma y acabó con el resultado de 2-2. Por lo que la única solución que se le ocurrió a la organización fue escribir el nombre de cada país en un papel y que una “mano inocente” decidiese. El nombre del país en aquella cuartilla elegida sería el que participase en el Mundial de Fútbol de Suiza. Y que mejor que la mano de un niño de 14 años, hijo de un operario de aquel estadio romano.

>

El infante fue vendado para asegurar la imparcialidad y en una bolsa se introdujeron dos papeles media hora después de la prórroga. El niño sacó el nombre de Turquía y España quedó eliminada del Mundial de 1954. La coincidencia del nombre de Franco Gemma con el apellido del Jefe del Estado español, hizo que ríos de tinta corriesen haciendo mofa por toda Europa. Luego, Turquía se llevó al niño italiano como mascota al Mundial, donde la mala suerte, ahora sí, les tocó al compartir grupo con Alemania y Hungría, las selecciones finalistas. Desde aquel día, al joven italiano, se le conoció como ‘Il bambino’ de la mano maldita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *